Es un método terapéutico que utiliza el calor emitido por la Artemisa Vulgaris, una planta que, preparada en puros o pequeños conos de moxa, se utiliza para dar calor en determinados lugares del cuerpo como forma de promover la circulación sanguínea, devolver la amplitud articular, drenar humedad de articulaciones, potenciar el yang del cuerpo, estimular la inmunidad y dar vitalidad.

Diversos protocolos utilizan la moxibustión por su gran eficacidad en la sanación del cuerpo en síntomas de frío y algunos síntomas de calor. A veces, la moxibustión se utiliza en sinergia con acupuntura (aguja caliente) y con electro-acupuntura (especialmente en casos de grave limitación articular provocada por síndrome bi-frío humedad).