Se denomina así al miedo al movimiento, de una parte del cuerpo originado por el dolor. Para superarlo se utilizan distintas técnicas de fisioterapia con ausencia de dolor para que el paciente vaya aumentando su confianza y consiga alcanzar la movilidad de la zona afectada.

 Todas las LESIONES OSTEO- MUSCULARES, LIGAMENTOSAS pueden tratarse con Fisioterapia:

  • Esguinces.
  • Dolor de espalda.
  • Roturas fibrilares.
  • Tratamientos descontracturantes o regeneradores de tendinosis.
  • Cervicalgias, dorsalgias lumbalgias.
  • Ciáticas.
  • Lesiones o molestias por el deporte.
  • Contracturas.
  • Etc...

A partir de diciembre se incorpora la Fisioterapia pediátrica que incluirá fisioterapia respiratoria, control del babeo, tortícolis congénita, pie cavo o plano, cólico del lactante, retraso motor leve...