Es una técnica de multi-reflexología que utiliza la estimulación de puntos en la cara y en puntos específicos del cuerpo con el propósito de combatir dolores y potenciar la sanación del cuerpo. Se utilizan pequeñas presiones en la cara, indoloras y de corta duración además de la estimulación en determinados puntos de acupuntura en el cuerpo para, sinérgicamente, potenciar la acción deseada.