Blog

Autoinstrucciones

Valora este artículo
(0 votos)
22-03-2016

Se tu propio aprendiz

 

 

¿Qué son las autoinstrucciones? Como su propio nombre indica, las autoinstrucciones son frases o comentarios que nos repetimos a nosotros mismos con el fin de regular nuestra conducta o nuestros pensamientos. Las empleamos habitualmente para centrar la atención en un determinado objetivo o tarea.

 

Las autoinstrucciones están especialmente indicadas para aprender nuevas tareas (por ejemplo, se usan mucho con niños, por lo que pueden servirte a la hora de enseñar algo nuevo a tu hijo), y también para la autorregulación. Si eres una persona impulsiva, no debes pensar que este es un rasgo de tu personalidad y que por tanto no lo puedes cambiar (¿¡cuántas veces hemos oído lo de es que es mi forma de ser?!), sino que es una forma de responder ante determinadas situaciones, por lo tanto a través de un buen entrenamiento con autoinstrucciones  puedes modificar esta forma de respuesta por una más analítica. Y en este punto lo lógico es preguntarse, ¿cómo se lleva a cabo el entrenamiento por autoinstrucciones?

 

 

La técnica de autoinstrucciones fue diseñada por Meichenbaum y consta de los siguientes pasos:

 

  1. Identificar y definir el problema – “¿Cuál es el problema?” – Debemos saber lo más exactamente posible lo que tenemos que hacer.
  2. Aproximación al problema; pensar posibles soluciones y diseñar un plan – “¿Qué podemos hacer?” “¿Cómo lo voy a hacer” – Debemos tener en cuenta todas las alternativas, identificar los pasos a realizar y todo lo que voy a necesitar para ello.
  3. Focalizar nuestra atención en la tarea –  Prestar atención únicamente a lo que estamos haciendo intentando no distraernos - “¿Estoy siguiendo los pasos que había pensado? – Paro - Evalúo – Decido
  4. Autorreforzanos – Debemos felicitarnos por las cosas que estamos haciendo bien - “Me está saliendo bien” “Estoy logrando lo que quería”.
  5. Hacer frente a los errores – “Quizás no tengo los mejores resultados pero lo estoy intentado” “Iré mejorando poco a poco” “Si cometo un error voy a intentar no volver a repetirlo”.
  6. Autoevaluación – “¿Cómo lo he hecho?” “¿Qué resultados he obtenido?”
  7. Refuerzo positivo – “Lo he hecho genial” “He logrado terminar lo que me había propuesto”.

 

Ahora que ya conocemos los pasos… ¿Empezamos a ponerla en marcha? Smile

 

Ultimos post