Se trata el cuerpo a través de la oreja. Se utilizan masajes, agujas de auriculopuntura, semillas o pequeños imanes para, a través de reflexología, tratar todo el cuerpo. Este método se puede utilizar de forma autónoma o en sinergia con acupuntura de Japón, acupuntura china, moxibustión, electro-acupuntura, etc.